Llámanos al 946 526 035
Escríbenos a hola@metainnova.es

El fin de Windows 7 está cerca: hora de migrar

Desde la salida al mercado de Windows 7 se conocía la fecha del fin de soporte extendido: 14 de enero de 2020. Ese día fue el elegido por Microsoft para abandonar el sistema operativo Windows 7.  ¿qué riesgos tiene usar un sistema operativo sin soporte?

Parecía una fecha muy lejana, pero el momento en el que Microsoft retirará el soporte a unos de sus sistemas operativos con mayor acogida está a la vuelta de la esquina.

El 14 de enero del año próximo vencerá el periodo de soporte de Windows 7, en cobertura extendida desde el año 2015. La cuota de mercado de este sistema operativo (con un 39,6% del total) es aún increíble, y de hecho en los últimos datos de NetApplications supera a la de Windows 10, que está casi igualado con un 38,15%.

Listado de sistemas operativos y cuota de mercado

Microsoft ha decidido comenzar a avisar a los usuarios mediante la aparición de grandes ventanas emergentes, las cuales recomiendan hacer una copia de seguridad y actualizar a Windows 10.

¿Es importante la migración?

Cuando Windows 7 se quede oficialmente sin soporte, dejará de recibir actualizaciones. Ni siquiera recibirá actualizaciones de seguridad, lo que significa que si aparecen vulnerabilidades críticas en el sistema operativo, Microsoft no las corregirá.

Puede que no parezca tan relevante, pero si nos ponemos a pensar en el punto de vista de un hacker o atacante, ¿no sería mejor esperar a la fecha de fin de soporte para empezar a explotar una vulnerabilidad sin la amenaza de que Microsoft la solucione?

En el caso de las empresas, la situación es más transcendente. Los equipos quedarán desprotegidos, por lo que consecuentemente, también estarán desprotegiendo la información de sus clientes en el caso de que aparezca alguna vulnerabilidad con la que se pueda extraer información.

¿La solución? Planifica ahora la migración a Windows 10

No hay muchas más opciones. Windows 7 está a punto de morir y Microsoft no va a dar marcha atrás. Por lo tanto, la única solución es migrar a un nuevo sistema operativo con soporte del fabricante.

El salto lógico es pasarse a Windows 10, que mantiene unas especificaciones mínimas de hardware similares, aunque con especificaciones recomendadas distintas; 8 GB de RAM y disco de estado sólido para un comportamiento óptimo del sistema.

¿Mi empresa está afectada?

En Metainnova llevamos más de año y medio proporcionado los equipos de usuario directamente con Windows 10, con lo que si empezaste a trabajar con nosotros en 2018, tu empresa ya está con la última versión del sistema operativo de Microsoft.

Si por el contrario eres cliente veterano, seguramente tendrás Windows 7, tanto en los equipos como en las máquinas de acceso remoto. En ese caso, nuestros técnicos se pondrán en contacto próximamente para planificar y efectuar la migración, analizando además los equipos para valorar si es necesario efectuar ampliaciones post-venta para garantizar el buen funcionamiento y experiencia de usuario.

¿tienes más dudas?

Sin comentarios.

Escribir un comentario